19.3 C
Argentina
domingo, junio 13, 2021
Inicio Sociedad Navidad en soledad: claves para vivirla plenamente

Navidad en soledad: claves para vivirla plenamente

Sin embargo, el acuerdo razonado y consensuado no implica que no nos echaremos de menos. No significa que no extrañaremos los abrazos, la alegría compartida que nace de las pequeñas cosas y los momentos de complicidad. Este año, millones de familias en todo el mundo vivirán lo mismo.

Y si pasar la Navidad sin las personas que amamos suele ser difícil, este año lo será aún más porque llevamos meses huérfanos de besos, abrazos y cercanía. Por eso, estas fechas pueden generar un auténtico tsunami emocional de nostalgia, soledad y tristeza. Si no nos preparamos psicológicamente, puede arrastrarnos consigo.

Cómo contrarrestar la soledad para que estas Navidades no se conviertan en las peores de nuestra vida

1. Mentalizarnos para pasar unas Navidades diferentes

No nos engañemos. Estas no serán unas Navidades al uso. Van a ser bastante diferentes a lo que estamos acostumbrados. No solo tendremos que lidiar con las normas para evitar contagiarnos o contagiar, sino también con todos los aspectos emocionales que se originarán a partir de las diferentes situaciones que se pueden producir en el seno de la familia, desde resentimientos por no haber invitado a alguien hasta incomprensión si decidimos quedarnos en casa.

navidad6.jpg

Si nos mentalizamos partiremos con ventaja. Como demostró un estudio realizado en la Universidad de California, imaginar que todo saldrá bien no siempre es el mejor camino. Al contrario, quienes se mentalizan y preparan para los contratiempos que pueden aparecer, no solo logran sus metas, sino que se sienten menos ansiosos y angustiados. No se trata de ser pesimistas, sino tan solo de ajustar nuestras expectativas para estas Navidades, asumir que serán diferentes y que pueden surgir conflictos.

2. Reprogramar nuestro diálogo interior

Es fácil empeorar una mala situación si dejamos que los pensamientos negativos tomen el mando. Cuando estamos en medio de la tormenta, no podemos vislumbrar el sol. Sin embargo, no debemos olvidar que por muy larga o violenta que sea la tormenta, antes o después terminará. El secreto radica en sortear esos pensamientos negativos que dibujan un escenario catastrofista y empeoran nuestro estado de ánimo.

navidad7.jpg

En lugar de pensar: “Esto es terriblemente triste” o “No puedo soportarlo”, podemos imaginar qué nos diría un amigo. Si le contamos cómo nos sentimos, es probable que nos diga cosas como: “Ha sido una mala racha, pronto pasará” o “Por muy difícil que sea, puedes lidiar con ello. Has superado situaciones peores”. Ese cambio en nuestro diálogo interior nos ayudará a enfrentar mejor estas fechas y nos mantendrá alejados de la tristeza y el pesimismo.

3. Poner las cosas en perspectiva

Muchas personas idealizan la Navidad. Piensan que es la época más maravillosa del año y creen que es obligatorio estar en familia. Para esas personas, pasar las Navidades solas es un drama. No cabe duda de que sentiremos nostalgia y en determinados momentos incluso estaremos tristes, pero esta situación no va a ser eterna. No es el fin del mundo.

navidad2.jpg

Tenemos que desdramatizar y poner las cosas en perspectiva. Cenar solos, quizá en pijama, no es triste, es cómodo. Todo depende del significado que atribuyamos a las cosas que hagamos durante estas Navidades. Es probable que estas Navidades no sean las mejores, pero tampoco tienen que ser las peores. Todo pasa en la vida. Este virus también pasará. Así que podemos enfocarnos en todo el tiempo que tendremos por delante para disfrutar de las personas que queremos.

4. Usar la tecnología de manera creativa

Estar solo no es lo mismo que sentirse solo. La soledad es más dañina cuando sentimos que no pertenecemos a una comunidad o no contamos con una red de apoyo social. Sin embargo, en estas Navidades no tenemos por qué sentirnos solos. Podemos volver a recurrir a las nuevas formas de relacionarnos que hemos utilizado durante estos largos meses de distanciamiento y aprovechar de manera creativa la tecnología.navidad5.jpg

 

Podemos pensar en las tradiciones navideñas que más disfrutamos en familia e intentar replicarlas en la distancia. Si lo que más disfrutamos es la cena, podemos conectarnos para cenar en familia, tomar el postre o brindar juntos. Y si no queremos perdernos el momento de abrir los regalos, podemos enviarlos por correo con antelación y quedar para abrirlos todos virtualmente. No será lo mismo, pero es una manera para conectar sin exponernos a riesgos innecesarios.

5. Mimarse y distraerse todo lo posible

Esta Navidad no podremos disfrutar de las costumbres familiares, revivir esos viejos hábitos que nos hacen sentir tan a gusto, pero tenemos la oportunidad de hacer otras cosas. Podemos aprovechar ese tiempo en casa para mimarnos, descansar y distraernos. Leer un buen libro. Regalarnos un disco de música nuevo. Programar una lista de filmes o series que nos hagan ilusión. Salir a caminar. Tomar aire fresco. Conectar con la naturaleza…

navidad3.jpg

Generalmente, disfrutar de esos pequeños placeres a lo largo del año nos hace sentir culpables porque siempre tenemos algo que hacer, un compromiso al que acudir, una razón para correr sin descanso. Pero estas Navidades ya no tenemos excusas, así que podemos disfrutar de esos pequeños placeres y mimarnos para recargar las pilas. Este año nos lo merecemos más que nunca.

6. Practicar la gratitud

Decir que 2020 no ha sido precisamente un buen año es un eufemismo. Ha sido un año malo, a secas y sin paliativos. A priori, parece que no hay muchas razones para sentirnos agradecidos. Sin embargo, apreciar lo que tenemos es un buen antídoto contra la tristeza y el desánimo que puede acarrear la soledad. El simple hecho de que la familia esté al completo es un buen motivo para sentirse sumamente agradecidos, sobre todo si tenemos en cuenta que casi 1,7 millones de familias en el mundo han perdido a uno de sus miembros debido a la Covid a lo largo de este año.

creatividad.jfif

La ciencia ha demostrado que la gratitud disminuye la sensación de soledad, aumenta la felicidad y el bienestar, mejora nuestro nivel de satisfacción con la vida y nos hace más resilientes. Podemos llevar un diario navideño de la gratitud en el que cada día escribamos tres cosas por las que nos hayamos sentido agradecidos. Este sencillo ejercicio no borrará todas las penas, pero nos ayudará a enfocarnos más en las cosas positivas de la vida.

Sin duda, esta no será una Navidad para ir de fiesta y salir como otros años. No será una Navidad para brindar y festejar, pero podemos celebrar que seguimos estando aquí, porque nadie está completamente a salvo. Podemos celebrar que somos más fuertes de lo que creíamos. Que hemos sido capaces de adaptarnos a las circunstancias más difíciles. Y que estamos un paso más cerca de que la pandemia termine. Con un poco de suerte y mucha prudencia, las próximas Navidades volveremos a reunirnos y recordaremos las que probablemente vayan a ser las celebraciones navideñas más atípicas de nuestra vida.

// Norte

Most Popular

Moscú sortea autos para incentivar la vacunación contra el coronavirus

El alcalde de la capital rusa, Serguei Sobianin, anunció este domingo que, quienes se vacunen contra el coronavirus, participarán del sorteo de un auto,...

Capitanich anunció el inicio de la presencialidad «masiva» de las clases tras las vacaciones de invierno

Al respecto, el primer mandatario provincial, explicó que desde el lunes, comenzará en la provincia del Chaco el inicio del regreso a las aulas...

Una esperanza tras 40 años de oscuridad: Argentina comenzó a probar la vacuna anti VIH

A finales del año 2019, la Fundación Huésped accedió a formar parte de un estudio a escala global denominado MOSAICO con el único y novedoso objetivo de probar la eficacia de la...

Papp inauguró el monumento de los ex combatientes de Malvinas

El último jueves, el intendente de Villa Ángela, ing. Adalberto Papp, junto al equipo de gobierno, concejales y ex combatientes de la guerra de...

Recent Comments